Tratamiento del síndrome del túnel carpiano sin cirugía

Tratamiento del síndrome del túnel carpiano sin cirugía

Tratamiento del síndrome del túnel carpiano sin cirugía

¿Crees que sufres del síndrome del túnel carpiano?

Trate su propio síndrome del túnel carpiano

Ejercicios para el deslizamiento del nervio

Realizar ejercicios de estiramiento y deslizamiento nervioso con el brazo y la muñeca:

i. Extienda el codo, luego coloque la muñeca en una posición de extensión completa, también extendiendo los dedos. Mantén el codo recto y levanta la mano y los dedos hacia el cielo.

ii. A continuación, coloque la muñeca en flexión mientras mantiene el codo extendido. Mantén el codo recto y baja la mano hacia el suelo.

iii. Luego alterne las posiciones de la muñeca desde la extensión completa hasta la flexión completa. Repita estos movimientos alternativamente cuando ocurran los síntomas. Los movimientos se deben hacer lentamente, contando cerca de 3 segundos en pasar de una posición de la flexión máxima a la extensión máxima, y viceversa. Realice de 5 a 10 repeticiones de cada movimiento.

iv. Luego realice las mismas maniobras mientras sostiene el codo en flexión. El codo se dobla por lo tanto en ángulos rectos, es decir, a 90 °, y la muñeca se pliega hacia atrás y se mantiene en esta posición.

v. El codo se mantiene en la misma posición de flexión y la muñeca se presenta como si fuera a reproducir la imagen de la cabeza de un pato.

vi. Estos ejercicios de estiramiento y deslizamiento del nervio apuntan a estirar y alargar el nervio y así contribuir a la reducción de la presión sobre el nervio.

vii. Las poses de estiramiento, como las practicadas en el yoga, consisten en relajar y alargar el ligamento transversal del carpo que forma el techo del túnel carpiano, así como los ligamentos que unen los huesos que forman el suelo del canal. El objetivo es hacer que el canal sea menos rígido y así reducir la presión localmente. Estos ejercicios son efectivos para las formas avanzadas de compresión del nervio mediano en la muñeca.

Pérdida de peso

La pérdida de peso significativa puede en algunos casos aliviar los síntomas del síndrome del túnel carpiano.

Dejar de fumar

Fumar es un factor de riesgo o al menos un factor agravante en el síndrome del túnel carpiano, que afecta el suministro de oxígeno al nervio mediano. Se recomienda encarecidamente que deje de fumar en presencia de síntomas de compresión nerviosa.

Control de la diabetes y el hipotiroidismo

Las enfermedades más comúnmente asociadas con el síndrome del túnel carpiano son la diabetes y el hipotiroidismo. La investigación ha demostrado que aproximadamente el 20% de las personas con diabetes y el 17% de las personas afectadas por el hipotiroidismo se verían afectadas por el síndrome del túnel carpiano durante su vida útil.

Movimientos para evitar

i. Las actividades que pueden aumentar el riesgo de padecer el síndrome del túnel carpiano se relacionan a menudo con actividades repetitivas, como el tejido o la costura.

ii. Las posiciones extremas como la muñeca plegada o extendida (especialmente cuando se combinan con el esfuerzo), la flexión frecuente y/o la torsión de la muñeca pueden ser dañinas.

iii. El uso de herramientas vibratorias como una lijadora o un molinillo o un martillo de gato es un factor de riesgo. El uso de un bastón de paseo, silla de ruedas o muletas puede aumentar el riesgo de desarrollar el síndrome del túnel carpiano.

Órtesis

Obtener una órtesis de sueño para la muñeca. Esto debe colocar la muñeca en una posición neutra. Se puede adquirir en farmacias, Ortesistas o terapeutas ocupacionales especializados. Este último permite que el nervio descanse en el canal, y así evitar la acentuación de la presión ductal durante los movimientos de flexión y extensión de la muñeca. La posición neutra es preferible a la extensión. La órtesis se puede hacer a medida (ortosis termoplástica moldeada) o como modelo prefabricado. La órtesis debe usarse por la noche durante un mínimo de cuatro a seis semanas. Luego deje de usar la órtesis y observe si los síntomas se repiten o aumentan de intensidad. Si este es el caso, no se recomienda seguir con la órtesis sin consultar a un médico, ya que esto significa que la compresión es severa y escalable. Entonces es importante consultar a un cirujano de la mano.

Inyección de cortisona

i. As inyecciones de cortisona en el túnel carpiano, cuando se realizan correctamente por un especialista, no son muy dolorosas y pueden mejorar temporalmente los síntomas. Por otra parte, no es recomendable repetirlos porque pueden enmascarar los síntomas de la compresión nerviosa que persiste y por lo tanto, que se agravan silenciosamente. Hay entonces un peligro de lesiones irreversibles que aparecen.

ii. Os riesgos asociados con la inyección de cortisona incluyen lesión mecánica en el nervio mediano y otros problemas, tales como el debilitamiento del tejido y especialmente la atrofia de la piel. Un área de decoloración de la piel, llamada despigmentación, o incluso tejido cicatrizado puede ser irreversible. También existe un riesgo de infección porque la cortisona disminuye la capacidad localizada para defenderse de las infecciones. La inyección de cortisona no causa aumento de peso.

iii. Una inyección de cortisona en el túnel carpiano puede ser útil cuando el diagnóstico no es del todo seguro. Si los síntomas mejoran después de esta inyección, se confirma el diagnóstico y se sugerirá un tratamiento permanente. Si no se observa ninguna mejora, incluso temporal, entonces otra diagnosis debe ser encontrada.

iv. La cortisona es una droga antiinflamatoria de gran alcance que, cuando está inyectada en el canal, desinflará los tendones del flexor que doblan sus dedos y están en el canal. La presión en el canal, y por lo tanto en el nervio mediano, se reducirá. Los síntomas neurológicos pueden mejorar.

v. Este efecto es por desgracia temporal, por lo que el alivio suele durar unas semanas a unos pocos meses. Evite repetirlo para evitar daños permanentes y irreversibles.

¿Crees que sufres del síndrome del túnel carpiano?

Tome nuestra prueba de diagnóstico

Contesta todas las preguntas y recibirás nuestro e-book gratis. Cuidado del síndrome del túnel carpiano: su guía práctica para la autocuración.

1. ¿Su trabajo o ocupación personal le hacen realizar acciones manuales repetitivas? ( Pregunta 1 / 15 )

2. ¿Sufre usted de entumecimiento o de sensaciones frecuentes de hormigueo en la palma de su mano o en sus dedos (especialmente el pulgar, el dedo índice y el medio)? ( Pregunta 2 / 15 )
3. ¿Siente hormigueo y entumecimiento especialmente en el pulgar, el dedo índice, los dedos medios y el cuarto dedo en lugar de su dedo meñique? ( Pregunta 3 / 15 )
4. ¿Siente entumecimiento o hormigueo en los dedos cuando lee un periódico, maneja un auto o habla por teléfono? ( Pregunta 4 / 15
5. ¿Siente entumecimiento en la mano o las manos cuando las levanta por encima de su cabeza? ( Pregunta 5 / 15 )
6. ¿Siente a menudo una sensación ardiente en la palma de su mano o en sus dedos? ( Pregunta 6 / 15 )
7. ¿Necesita mover la mano o las manos para tratar de aliviar el entumecimiento? ( Pregunta 7 / 15 )
8. ¿Sus dedos parecen hinchados o torpes, incluso si la hinchazón no es obvia? ( Pregunta 8 / 15 )
9. ¿Los síntomas parecen más grandes por la noche o al despertar? ( Pregunta 9 / 15 )
10. ¿Ha despertado alguna vez por la noche sintiendo la necesidad de estrechar su mano para aliviar los síntomas? ( Pregunta 10 / 15 )
11. ¿El entablillado por la noche alivia los síntomas? ( Pregunta 11 / 15 )
12. ¿Siente debilidad en la mano o en la muñeca? ( Pregunta 12 / 15 )
13. ¿Ha notado alguna molestia o incomodidad al sostener objetos en la mano o tratar de realizar ciertos movimientos? ( Pregunta 13 / 15 )
14. ¿Tiene dificultad para abotonar su ropa o manipular objetos pequeños? ( Pregunta 14 / 15 )
15. ¿Tiene síntomas en ambas manos? ( Pregunta 15 / 15 )

Tratamiento para el síndrome del túnel carpiano

Su guía práctica para la autocuración

Descargue nuestros libros gratuitos

Te has suscripto satisfactoriamente. Revisa tu correo electrónico, recibirás tu ebook